sábado, 17 de febrero de 2018

El Home Studio: ¿Porque grabar un disco?

En el entorno del Home Studio las razones para grabar un disco se reducen a una..."porque quiero".

En el mundo de la música como en cualquier actividad humana creativa o no, el reconocimiento juega un papel muy importante, a tal grado que para muchos es muy difícil entender que hay cosas que algunos hacemos para atender un tema estrictamente personal y aunque en este momento cualquiera me podría cuestionar "entonces para que subes a Internet lo que grabas"?... y tendrían razón, pero "liberar un trabajo" por el medio que sea es definitivamente parte del proceso.


Hoy -por desgracia- para algunos grabar un sencillo, un EP o un disco completo es como antes era  imprimir tarjetas de presentación para entregar a la gente que pudiera interesare en tus servicios. 

Por un lado está bien porque se le da mayor importante a las presentaciones en vivo que son las que pueden dejar algo de dinero por tu trabajo, pero por otro lado es una verdadera lastima que el formato de música grabada haya dejado de tener relevancia para el gran público.

Aunque el "en vivo" es un entorno inigualable para probar tus canciones, para probar cosas, para idear arreglos gracias a la energía del escenario y de la gente presente (si tienes la fortuna de que alguien vaya tus conciertos), el estudio también tienen sus poderes.

El estudio -o el Home Studio- es el espacio donde se crea la magia, donde se da rienda suelta a la creatividad y donde nacen las ideas y se convierten en canciones... si, los hits de los grupos de los 90´s que no dejas de escuchar nacieron en algún espacio intimo y mágico, no nacieron en el spotify.

Para mi, la importancia de grabar un disco es:

  1. Registrar una etapa de una etapa del ciclo creativo y liberarse para continuar.
  2. Presentar una canción o colección de canciones de la mejor forma posible.
  3. Ejercitar el músculo de la composición y la producción. 
  4. Celebrar el privilegio de hacer música.
  5. Tener un "arrancador" para lo que sigue.

FIN.

Publicar un comentario