miércoles, 13 de agosto de 2008

Conocer los programas que utilizamos (software de grabación, editores, plugins...)

Suena simple, pero a muchos usuarios –me incluyo- nos basta con conocer los aspectos básicos de un programa, tener las bases para grabar y con eso nos damos por bien servidos… muchas veces terminamos haciendo cosas de la formas más complicada por no conocer a fondo las opciones de los programas de grabación y plugins que utilizamos habitualmente.

°

Todo esto para comentar un caso verídico y que acabo de experimentar en carne propia y que a continuación relato (intentare no hacer el “cuento largo”).

°

Mi primer software de grabación fue el Cubasis VST de Steinberg que venía en el paquete de software de mi primera tarjeta de audio, una Sound Blaster Audigy primera generación de Creative. Por diversas circunstancias y por cierto temor nunca opte por utilizar el Cubase VST.

°

Los plugins incluidos en el Cubasis VST eran muy poco atractivos y limitados en su uso, además de que su interfase era “cero” intuitiva y no daba mucha luz sobre los que se estaba haciendo. Definitivamente no inspiraban confianza al utilizarlos. Lo bueno es que el Cubasis soportaba el uso de plugins externos, así que conseguir algunos plugins con buenas referencias y así me acostumbre a ni siquiera revisar los plugins incluidos en los programas de audio que utilizo, incluidas nuevas versiones, confiado y convencido de que el set de plugins externos que me han acompañado en los últimos años se ajustan a todas mis necesidades.

°

Todo lo anterior como preambulo para llegar a la agradable sorpresa que fue encontrar con el reverb Room Works incluido en el Cubase SX3.

°





Una unidad que ofrece muchos parámetros de ajuste (muchos mas que la mayoría de los plugins de reverb gratuitos y comerciales) además de una clara interfase tipo “hardware like” y una gran cantidad de prestes, muy útiles como punto de partida, para experimentar cosas nuevas y para revisar los diferentes tipos de reverbs que es posible lograr con este plugins.




Me parece algo muy positivo que poco a poco los programas de grabación más populares ofrezcan mejores plugins… en el Home Studio donde es común formatear el sistema de cuando en cuando -sobre todo cuando la computadora no se usa exclusivamente para grabar- siempre es una ventaja no tener que instalar una gran cantidad de plugins de terceros fabricantes y solo recurrir a los que ofrecen ventajas importantes en su uso con la suerte de que solo sean unos cuantos.

°

Moraleja: Hay que conocer los programas, dedicarle tiempo a recorrer los menús, revisar todo lo que ofrecen y así solo instalar plugins extra que ofrezcan una ventaja significativa en sus uso o plugins de efecto que no esten incluidos en los programas secuenciadores o editores que se utilicen.

°

Grabando...
Publicar un comentario