martes, 8 de noviembre de 2011

El Home Studio y "cuanto es suficiente"...


La experiencia no te salva de cometer errores y "perder el tiempo" cuando se esta trabajando sobre una canción...  para estos efectos tomando como referencia el entorno del Home Studio donde hacemos lo que hacemos.

La experiencia puede ayudarnos a tener reglas muy claras de como trabajar y como no hacerlo... hay momentos donde hay que trabajar enfocados y con disciplina y están esos momentos para experimentar y hacer crecer nuestro manual de "trucos y mañas" para lograr cosas interesantes para nuestros tracks.

Vamos con algunas consideraciones por separado pero que al final se enfilan a un mismo fin...
  • La base rítmica es determinante para que una canción funcione... y debe sonar con todas esas características que consideramente debe tener una buena señal de audio. No importa si la base rítmica es simple o compleja debe sonar clara, contundente, con aire, "organizada" auditivamente emocionante y con groove. Se puede lograr una efectiva base rítmica para un tema con un único pandero o un triángulo...
  • El espectro estéreo debe aprovecharse en pro del tema y no hay regla que diga que requiere estar invadido y completamente saturado por cientos de instrumentos/elementos y/o voces o efectos especiales distribuidos milimetricamente llenando hasta el último rincón del panorama y los rangos de frencuencias.
  • La mezcla no debe ser necesariamente un procesos donde todos los instrumentos/elementos que integran una canción estén al mismo volumen y/o "suenen parejos". Se trata de lograr un sonido distintivo, novedoso, emocionante y con personalidad. Eso se puede lograr en algunos casos dando un lugar protagónico a uno de los instrumentos del tema como una guitarra por ejemplo que suene por encima incluso que la voz.
  • Para lograr que un elemento/instrumento destaque en una mezcla no solamente hay que "subirle más"... quizá sea mejor bajarle al resto de los elementos/instrumentos e incluso eliminar algunos en ciertas partes del tema o eliminarlos del todo para ceder el espacio a los elementos importantes del tema.
  • Siempre puedes automatizar volúmenes en la mixer virtual de tu software de grabación pero intenta también que los músicos graben sus tomas "auto mezclandose"... bajando la intensidad de le ejecución e incluso callándose en partes donde haya que ceder el espacio a otro instrumento/músico, se ahorra tiempo y aporta cierta distinción al tema. 

 En resumen... se trata de conservar las cosas lo más simples que se pueda en relación con el tema en que se esta trabajando y no forzar una grabación para incluir elementos adicionales, doblajes y recursos extras cuando el tema realmente no lo necesita.

Dicen que para que para entender una pieza musical no debe haber 4 elementos sonando distinto o haciendo diferentes cosas al mismo tiempo... esto resulta en una "pelea por atención" que convierte el escuchar en una experiencia confusa y poco disfrutable creo yo.

A veces dedicamos mucho tiempo intentando diferentes cosas para lograr que una parte sea "especial" y con el tiempo que se dedica buscando opciones a veces se pierde la emoción... hay que poner eso en la balanza.

En resumen... Hay que ser organizados y visionarios para detectar lo que un tema requiere en cuanto a producción y dedicarle el tiempo adecuado... ni más ni menos que eso.

Una vez que tengas el tema terminado apreciarlo objetivamente... después de escucharlo 5 o 10 veces seguramente tendrás la tentación de agregar cosas nuevas para seguir encontrando novedades al escucharlo, a fin de cuentas nuestros oídos son nuestra mejor herramienta pero a veces también nuestro peor enemigo!

Es uno de los grandes retos del Home Studio donde se participa en todas las etapas del proyecto... hay que ser objetivos y saber cuando un tema esta "en su punto"... y vamos, mañana puedes empezar con el tema desde cero y hacer otra versión!








Publicar un comentario