martes, 8 de abril de 2008

AUDIO DIGITAL: PLUG INS

Como se menciona en el apartado “Audio Digital: Esos términos” localizado en la columna derecha de este blog… Los “plugins” son pequeños programas –software- que agregan funciones extra a un programa –software-, esto no es exclusivo de los programas de audio digital… el termino “plugin” aplica para otro tipo de programas como el Adobe Photoshop por citar un ejemplo.

Podemos encontrar una gran variedad de “plugins” en diferentes formatos como los VST (VSTi para instrumentos virtuales), Direct X y RTAS. Dichos formatos son “protocolos” que permiten a los plug ins interactuar con el programa anfitrión (programa de grabación). Actualmente es común encontrar que un mismo paquete de plug ins soporte todos los formatos.

Hay muchos desarrolladores o fabricantes de plug ins dedicados al procesamiento de audio, desde compañías que gozan de fama internacional y un gran prestigio hasta pequeñas compañías y desarrolladores independientes que ofrecen sus plug ins de forma gratuita o a cambio de una módica cantidad. Algunos ejemplos de fabricantes: Waves, Ikmultiemdia, Antares, Native Instruments, Arturia, Voxenego, Izotope entre muchos que existen.

Entrando un poco en detalle… un “plugin” puede ser un simple efecto de reverb con un par de “perillas o controles virtuales” para su ajuste hasta una suite completa de emulación de amplificadores, bocinas y efectos para guitarra como el Guitar Rig de Native Instruments y ni que decir de los instrumentos virtuales que emulan pianos, órganos, rhodes, hammonds, sintezadores vintage y modernos y si… hasta del famoso moog modular de Bob Moog tiene su versión virtual.

El famoso Autotune de Antares funciona también como “plugin”, al igual que el emulador de micrófonos de la misma compañía, y también los instrumentos virtuales

Contando con una interfase libre de latencia (ver esos “esos términos” en la columna derecha de este blog) los “plugin” actúan en tiempo real, permitiéndonos desde escuchar el efecto en tiempo real mientras manipulamos sus perillas y/o parámetros de ajuste hasta utilizar programas como el ya mencionado Guitar Rig mientras se graba un toma de guitarra… tal cual si se tratara de equipos reales hardware.

En la mayoría de los programas de grabación actuales es posible automatizar los parámetros de los “plugins”, desde automatizar un simple “bypass” hasta crear complicados pasajes variando de forma automática sus parámetros… como ejemplo: ajustar el “feed back” de un reverb para crear un efecto “creciente” de la señal.

La interfase gráfica que “emulan” el aspecto hardware de algunos “plug ins” es un atractivo extra, que además de “verse bien” facilitan mucho su utilización, pues tal cual si se tratara de un aparato real sus controles de manipulan con el Mouse como si fueran los dedos, de forma rápida.

En resumen… los “plugins” expanden las posibilidades de un programa de grabación, pueden utilizarse para labores básicas de grabación y edición y también para lograr efectos especiales que pueden expandir la creatividad y darle “ese toque extra” a nuestras grabaciones, con esto último entramos de lleno a la utilización del “Home Studio” como un instrumento más que solo como una herramienta de lo que hablaremos en futuras entradas en este blog.

En futuras entradas profundizaremos más en el tema y comentaremos sobre "plugins" que pueden obtenerse en forma gratuita en la red.

A grabar...
Publicar un comentario