miércoles, 25 de marzo de 2009

Grabar, grabar y grabar...

Hay muchas formas de planear una grabación y al mismo tiempo no hay ninguna... me explico mejor.

Si establecemos una dinámica fija para grabar nuestra música y siempre llevamos a cabo el proceso de la misma forma estamos en riesgo de -precisamente- convertir el proceso en algo mecánico y "sin alma".

Hay que enfocarse en las fortalezas... como ejecutantes y no basarse únicamente en las posibilidades de los instrumentos, equipo hardware y el software.

Es un tema que se toma muy en serio Stephan Jenkins de Third Eye Blind y que esta estrenando estudio construido a medida en un viejo edificio Victoriano.

Entrevista en EQ Magazine (en ingles | utilizar traductor de google copiar-pegar).

Espero les resulte tan interesante como a mi.
Publicar un comentario